Hagamos primero una reflexión en forma de cuestionario que te ayudará a tomar la decisión de sí debes o no aventurarte a vender tú mismo/a tu propiedad ya sea una casa, un apartamento, un piso o un solar:

Cuestionario para el vendedor

Para vender tu casa, debes ser capaz de responder “Sí” a cada una de las siguientes preguntas. A medida que avanza a través de los apartados, recuerda que un profesional inmobiliario especializado en tu zona está capacitado en cada una de esas áreas.

Ten en cuenta que vender tus propiedades de manera particular conlleva más riesgo que hacerlo a través de una agencia.

También debes asumir la posibilidad de no llegar a tu objetivo final o no encontrar al comprador perfecto que buscabas, al mejor precio posible, en el menor tiempo posible.

  Precio
¿Tengo suficiente información de mercado para fijar un precio realista para mi propiedad? ¿Estoy familiarizado con los precios de propiedades comparables que se han vendido recientemente? ¿Estoy basándome en el precio de venta real y no en el precio de oferta? NO
Cuestiones Legales
¿Puedo obtener contratos adecuados y prever los conflictos? ¿Conozco la legislación en materia de venta y las obligaciones que proceden de los diferentes negocios jurídicos que pueden utilizarse para vender mi propiedad? NO
Las Negociaciones
Al tratar directamente con el comprador, ¿sabré defender bien mis intereses frente a mi deseo/necesidad de vender? NO
Marketing
¿Tengo una comprensión completa de la comercialización de bienes inmuebles y soy capaz de exponer mi propiedad a través de canales profesionales? ¿Cuento con una base de datos de compradores reales que actualmente están buscando propiedades en mi zona? NO
Compradores cualificados
¿Puedo cualificar la capacidad de los compradores y manejar las preguntas generando confianza en los datos y estudios que ofrezco sobre la zona? ¿Puedo diferenciar entre los curiosos, los que están empezando a mirar y los compradores serios? ¿Seré capaz de hacerles un seguimiento a todos aquellos que muestren interés por mi casa? NO
Financieros y jurídicos
¿Tengo los conocimientos jurídicos y legales necesarios para gestionar una reserva, un contrato de arras y las gestiones notariales oportunas? ¿Y en caso de que el comprador se eche atrás, sé lo pasos legales a seguir para reclamar mis derechos? NO
Inconvenientes
¿Estoy dispuesto a renunciar a los planes sociales, familiares o de trabajo durante un período prolongado, para poder enseñar la casa y estar disponible cuando un posible comprador lo requiera? NO
Seguridad y Vigilancia
¿Estoy dispuesto a recibir extraños en mi casa sin cualificación ni evaluación previa? ¿Estoy dispuesto a recibir a curiosos y desconocidos que no sé si quieren vender u ocultan otras intenciones? NO
Qué cuestiones debes tener en cuenta a la hora de decidir si te pones tú mismo a vender tu vivienda

Además deberás tener en cuenta que para VENDER un inmueble como particular, debes dedicarte de forma seria a la venta y prepararte para:

  • Elaborar un plan de marketing exclusivo para vender tu propiedad, consistente en la difusión de anuncios en portales y webs especializadas, poner carteles, hacer marketing directo y envíos de mensajes o mails a clientes potenciales.
  • Realizar un estudio de mercado para saber si estás estableciendo bien el precio de partida y no olvidar que es el mercado el que fija los precios. Además debes prepararte para recibir llamadas de todo tipo, estar disponible en casi todo momento y ser capaz de valorar a los posibles compradores, sus preferencias, necesidades personales o familiares, capacidad de financiación para la adquisición y cuándo van a comprar, son cosas que deberás tener en cuenta para no perder demasiadas horas, enseñando tu casa a un gran número de personas -y también curiosos- que todavía no tienen su decisión tomada.

Si lo haces todo bien y recibes ofertas, deberás negociar con los compradores las condiciones, el precio, el plazo y el tipo de contrato que vais a firmar, para no tener problemas en ese momento. Deberás tener en cuenta todas estas cuestiones para evitar sorpresas.

Si consigues hacerlo todo en el plazo previsto, sin problemas y venderla por el precio que había pensado,

¡lo habrás conseguido!