Una de las ideas que con gran seguridad podrías plantearte a la hora de poner en marcha la venta de una propiedad es:

Si no contrato a un agente inmobiliario, me ahorro dinero, ¿no?

Lo cierto es que no contratar un profesional inmobiliario puede costarle al vendedor más dinero que sí lo hiciese ya que todo depende de:

  • Si fijas de forma correcta el precio de mercado de la vivienda.
  • Lo que valores tu tiempo, comodidad y delegar ante gestiones que se han de realizar.
  • Tus conocimientos del mercado inmobiliario en Valencia y provincia.
  • Tus conocimientos de tecnología –especialmente internet-, marketing, imagen y diseño.
  • Tus conocimientos jurídicos: tus derechos para llevar a cabo la operación con seguridad y confianza.
  • Tus habilidades en ventas y negociación.
  • Tu capacidad de atención y seguimiento al cliente.

Claves para elegir un buen agente inmobiliario 

Para que la venta de tu casa sea una experiencia que no te quite el sueño es recomendable pedir ayuda a un agente inmobiliario, pero no a cualquiera, ya que como en todas las profesiones de esta vida, los hay buenos y malos. Te comentamos a continuación una serie de cuestiones con las que podrás evaluar a tu agente inmobiliario.

En la elección de un experto inmobiliario para la venta de tu propiedad debes tener en cuenta:

  • Que esté especializado en tu zona y en el tipo de inmueble que pones en venta.
  • Háblale como a tu médico o abogado: confiando en su experiencia y obtendrás un servicio profesional.
  • Si no te atreves a decirle lo que vale tu inmueble… ¿Se atreverá a defenderlo ante un comprador?
  • No elijas a un agente por el precio que te dé.
  • Tu agente quiere, como tú, vender al mejor precio posible.
  • Elige al agente más honesto, no al desesperado por captar inmuebles.
  • Lo barato sale caro: un agente que cobra unos honorarios más bajos no puede invertir tantos recursos en tu inmueble, no puede pagar espacios publicitarios preferentes, cursos de formación, planes de marketing, etc.
  • Un buen agente prefiere trabajar con pocos clientes a la vez para ofrecer su mejor servicio.
  • Analiza cómo muestra tu propiedad: casa, piso, apartamento, oficina, solar…
  • Un buen agente cualificará antes al comprador.
  • Un buen agente no utilizará tu propiedad para ayudar a vender otras propiedades.

Diez cosas que debes pedirle a un agente inmobiliario

Quizás no te has planteado estos puntos pero estamos seguro que si cuentas con un buen profesional del sector inmobiliario, no tendrá inconveniente contigo en compartir estos 10 aspectos primordiales de su actividad:

  • Pídele que te enseñe su plan de marketing para tu propiedad y cómo va a llevar a cabo la difusión.
  • Pídele que te enseñe su proceso de trabajo a la hora de abordar la venta y resto de trámites necesarios.
  • Pregúntale qué posición ocupa su propia web en Internet, no los portales que contrata.
  • Pregúntele cuántas demandas de clientes tiene registradas en tu zona y si tiene una base de datos y realiza un seguimiento exhaustivo.
  • Pídale su guía de venta para propietarios y para clientes interesados en vender en la zona.
  • ¿Es un agente especializado en tu zona: Valencia capital, pueblos limítrofes, toda la provincia,… o disperso?
  • ¿Tiene algún blog en Internet, publica información y/o estudios de precios de la zona?
  • ¿Cuántas propiedades tiene en cartera y cuantos comerciales? ¿Te llamará cada 10 días para mantenerte informado? ¿te enviará emails periódicamente con las estadísticas, visitas y posicionamiento de tu inmueble?
  • ¿Te puede enseñar algún estudio de precios de propiedades vendidas en tu zona?
  • ¿Cuenta en la inmobiliaria con un Agente de la propiedad colegiado o un Abogado especializado para las cuestiones jurídicas, contratos y derechos?

¿Con qué tipo de agente o profesional inmobiliario te gustaría trabajar?

Te planteamos a continuación una serie de puntos que te pueden ayudar a discernir cuando estás tratando con un auténtico profesional del mercado inmobiliario en tu zona o, lo que podríamos llamar, un «vendehumos«.

Agente profesional Vendedor de humo
Nunca te dirá a todo que sí: Te dirá la verdad sobre el precio. Se valora a sí mismo y difícilmente te rebajará honorarios, porque sabe que hace un buen trabajo. Aceptará todo: el precio, la rebaja de honorarios… ¿Si no es capaz de defender sus honorarios como podrá defender tu inmueble?
No perderá el tiempo ni te lo hará perder con visitas poco cualificadas. Llevará todas las visitas posibles aunque no sea eso lo que están buscando: sopla por el agujero a ver si suena la flauta.
No le gusta tener el inmueble captado a la vez con decenas de inmobiliarias donde cada una dice un precio, pone un cartel y lo anuncia o promueve de distinta forma. «Bueno, si no hay más remedio…» Pondrá su cartel como uno más, lo pondrá en su web y rezará para que aparezca algún comprador antes de que otro profesional lo alquile.
Le gusta ofrecer sus propiedades en colaboración, para tener mayor fuerza de venta y moverlas más, pero gestionadas por él directamente. Desconfía del resto del mundo. Mira más por sus propios intereses que por los de su cliente.
Si tú ya has dado tu propiedad a un agente único o exclusivo, te preguntará quién es tu agente, para colaborar con él, demostrando interés por venderla y seguramente  tendrá clientes interesados en cartera. Si tú ya has dado tu propiedad a un agente único o exclusivo, intentará convencerte de que lo anule con tal de dárselo a él.
El profesional te dirá la verdad sobre el precio y estado de su casa, no le vale la pena crear falsas esperanzas con tal de captar. Te dirá que su casa vale lo que pides y más, que es lo mejor de lo mejor y es probable que no le vuelva a ver por ahí en mucho tiempo.

Esperamos que esta página de nuestro blog pueda servirte para tomar la decisión acertada a la hora de confiar tu propiedad en un profesional de nuestro sector y no dejes de contactar con nosotros si necesitas cualquier asesoramiento o que valoremos el poner en nuestra cartera tu inmueble.